Uniforme de Seguridad Industrial

La seguridad en el trabajo es un elemento vital para el bienestar de los trabajadores y la tranquilidad del empleador. Para evitar o disminuir al mínimo los riesgos que se presentan durante la jornada, es necesario cumplir con medidas de seguridad. Una de ellas es el uso de vestimenta y accesorios que protejan al empleado de accidentes que puedan presentarse durante la ejecución de sus actividades. Es por ello que la selección de uniformes industriales apropiados es tan importante.

Para elegir los uniformes industriales adecuados, es necesario evaluar el lugar de trabajo y realizar un análisis para determinar los tipos de riesgos presentes, el tiempo de exposición y el nivel de protección necesario para el cuidado del trabajador ante ambos elementos. Mientras más detallado sea el estudio realizado, menor será la dificultad en la selección de las prendas protectoras adecuadas.

Tomando en consideración los elementos presentes en el ambiente de trabajo, debes proveer a tus empleados del equipo de seguridad necesario para protegerlos de lesiones o enfermedades que puedan surgir de su exposición a peligros físicos, eléctricos, químicos, radiológicos, mecánicos, entre otras situaciones de riesgo asociadas con su labor. Casco, braga, guantes, chaleco, tapones para los oídos, lentes y zapatos de seguridad son algunos de los elementos que se utilizan para lograr este objetivo.

Al momento de seleccionar prendas de protección, existen aspectos esenciales que debes tomar en consideración:

• Protección. La pieza de vestimenta no debe dejar que sustancias tóxicas entren en contacto directo con el usuario.

• Resistencia. Se refiere a la fortaleza de la pieza ante las condiciones del ambiente trabajo.

• Calidad. La prenda debe estar hecha de un excelente material, buen cierre y con costuras profesionales.

• Conveniencia. Deben ser fáciles de usar.

• Compatibilidad con el medio ambiente. La eliminación de la pieza de vestimenta debería ser segura y rentable.

• Es indispensable elegir la talla adecuada, no solo por la comodidad, sino porque escoger una incorrecta podría traer serios problemas. Si la vestimenta es muy grande puede quedar atascada en alguna de las máquinas durante la producción, mientras que si es demasiado ajustada podría romperse o restringir los movimientos.

• Pruebas y utilización. Luego de que la prenda haya sido analizada y haya cumplido con los requerimientos, se sugiere hacer una prueba de la misma en las condiciones reales de trabajo.

Por otra parte, es importante que se cumplan las normas de uso del equipo de seguridad para así evitar accidentes relacionados con el mal uso del mismo. Además, es obligación del empleador estar alerta ante cualquier irregularidad de los uniformes para prevenir las consecuencias relacionadas con indumentaria en mal estado. El patrono debe ser firme en la exigencia de que los trabajadores utilicen su uniforme y que no reemplacen algunos de sus elementos con ropa de uso diario, pues esto puede traer dificultades en el funcionamiento del mismo.

Uno de los componentes que forman parte del uniforme industrial es la braga de seguridad. La misma está diseñada para proteger al usuario contra la contaminación procedente de elementos presentes en el ambiente de trabajo, como polvo, fibras, sustancias en el aire, aceites, líquidos no tóxicos, sustancias químicas líquidas y sólidas, entre otros agentes que pueden poner en peligro la salud de tus empleados.

Mostrando todos los resultados 3